20 may. 2010

Trucos de cocina

A la plancha sin plancha: Para evitar que el pescado a la plancha se queme antes que se cueza o simplemente no tiene una plancha, tiene dos soluciones Si tienes plancha, marca el pescado por un lado y por el otro y colócalo en una bandeja y al horno. Le queda blanco y bien hecho por dentro. Colócalo en una bandeja, en crudo, y métalo en el horno bien caliente, cuando esté dorado por encima voltéelo y una vez dorado baje la temperatura del horno hasta que esté hecho.
Albóndigas tiernas: Para que sus albóndigas queden tiernas, añada a la carne picada un poco de miga de pan, que previamente haya dejado reposar en leche.
Alchachofas ennegrecidas: Para que las alcachofas que preparas no se ennegrezcan, luego de cortarlas y prepararlas, frótelas con limón o póngalas en un recipiente con agua acidulada con zumo de limón.
Arroz blanco: Para que el arroz quede bien blanco, se le añade al agua de cocción unas gotas de jugo de limón.
Bananas fritas: Los plátanos fritos saben mucho mejor mientras más maduros estén al cocinarlos, pues así liberan su almíbar natural.
Berenjenas cortadas: Una vez cortadas las berenjenas se colocan a capas en una fuente honda, espolvoreando cada capa con sal. Se cubren y se deja reposar durante 1 hora (aprox.) Se escurren luego (para desechar el líquido amargo que desprenden) y se aclaran bajo agua fría. Por último simplemente debes secarlas con un paño.
Carne asada en un dos por tres: Éste es un sistema simple que sirve para casi todas las carnes y tiene los más excelentes resultados. Coje la carne que quiera asar y colóquela el día anterior tapada con agua y sal (es decir en salmuera). La densidad de la sal depende del tamaño de la carne y del tiempo que estará en remojo. Al día siguiente coloque la carne en el horno obteniendo una corteza crujiente y una carne sabrosa.
Cebollas que hacen llorar: De seguro el hecho de pelar las cebollas la hace llorar, si esto pasa simplemente sumérjalas en agua fría mientras las corta (o pela), o bien póngalas en el congelador 5 minutos antes.
Cocer pasta sin problemas: Al hervir la pasta, siempre añada al agua un chorrito de aceite de oliva. Será más fina y más sabrosa. Pero no olvide que no hay que poner mucha agua.
Conserva de limones cortados: Para conservar por varios días limones ya han sido cortados, colóquelos bocarriba en un plato, cúbralos con una vaso u otro recipiente de vidrio y manténgalos en refrigeración.
Cubrir ensaladas: Cubra las ensaladas y verduras frescas con una servilleta de tela húmeda hasta el momento en que las sirva. Se conservarán frescas y crujientes.
El ajo despues: Agrega ajo a tus comidas después que los otros vegetales hayan soltado su jugo. Si lo agregas antes corres el riesgo de un sabor amargo.
Filetes empanados: Resultarán mucho más jugosos si los pasa primero por harina, huevo batido y por último por pan rallado.
Freír Pescado: Para evitar que el aceite tome gusto fuerte, eche un pedazo de cáscara de papa cruda en el sartén antes de comenzar la fritura.
Frituras con más sabor: A pesar de los rumores, eche las hierbas aromáticas directamente en el aceite, antes de echar el ingrediente principal. Tendrá mucho más sabor.

No hay comentarios:

Publicar un comentario